Pitchfork

Pitchfork es el referente, el ejemplo de cómo hacer las cosas bien, de cómo empezar de cero y llegar a la cima. No sólo sirve de modelo para el resto de las revistas online como líder del sector musical, sino también como fórmula para llevar a cabo una buena labor en la Social Media.

Fundada en 1995, en Chicago, el pasado octubre saltaba la noticia: el gigante Condé Nast (Vanity Fair, Vogue, The New Yorker) compraba Pitchfork Media.

Redes sociales: la columna vertebral

Esta es la portada de la web. A la derecha, aparecen los iconos de algunas de las redes sociales donde están presentes. No está Vine, pero sí que tienen, y, ante todo pronóstico, les funciona muy bien. Aunque sinceramente, no creemos que Vine sea la herramienta más apropiada para una revista web musical, debido a los 6 segundos de duración máxima.

Por el contrario, Youtube es ideal y le dan la importancia que merece. Conciertos, entrevistas y contenido exclusivo habita su canal. Por supuesto, existe Pitchfork Tv, donde puedes ver en directo (o en diferido)  eventos musicales. También tienen radio y cuelgan podcasts en la web. Su objetivo es hacer que no te pierdas nada, que estés informado sobre los grupos del momento.

Esta publicación celebra varios festivales de música: uno en Chicago y otro en Paris. No solo eso, también promueve giras de artistas. Su actividad transciende de la web. Podemos hablar de una labor en Inbound Marketing más que encomiable. Aunque este es otro tema.

En Twitter nadie de su competencia le llega a la suela de los talones. Entendemos por competencia a otros medios estadounidenses online especializados en música. La actividad en la red social de microblogging es trepidante. Casi 3 millones de seguidores. “The essential guide to independent music and beyond”, así se definen. Que la música independiente tenga tanto peso convierte a Pitchfork no solo en una guía esencial, sino en una Biblia. Todos acuden a ella. Tienen perfectamente localizado a su público.

Pitchfork En Facebook, tiene poco más que un millón de seguidores. Bastante menos que en Twitter. Un gran diferencia. Sin embargo, apenas dista de una red a otra los contenidos que este medio comparte. Su índice Klout marca un asombroso 97, que hasta hace poco era un 98. En este ámbito solo es superado por Rolling Stone, con un 99. Claro que ellos tienen muchos más seguidores debido a sus contenidos mainstream.

Usan Instagram (con 235.000 seguidores) para expresar con una simple foto pequeñas noticias o “breves”. Obviamente la comunión con Spotify es sagrada. Tienen 273.000 seguidores atentos a escuchar en forma de playlist todas las recomendaciones que hace Pitchfork a través de su web. Juegan con Tumblr. Son divertidos y dinámicos.

Pitchfork: el análisis

Todos estos grandes números de seguidores y el feedback que crea Pitchfork Media no es por casualidad. Es fruto de un gran plan de social media. Saben qué y a quién venden. No es música para todos los oídos. El que quiera música comercial que se vaya a Rolling Stone.

Tienen perfectamente idenficado su target y así los identifica en las redes sociales. Usa un gran número de estas. Se podría decir que quien mucho abarca poco aprieta. No es el caso, ya que se adapta con gran habilidad a las redes sociales en las que habita, entendiendo virtuosamente la idiosincrasia de cada una de ellas. Así, no solo están presentes y no desentonan, sino que destacan.

Sus competidores, otras publicaciones online especializadas en música independiente, Spin, Stereogum, Consequence of Sound aún están lejos de alcanzar las cifras de Pitchfork. En Twitter, por ejemplo: Spin 391K, Steogum 259K O Consequence of Sound 110K. En Klout tienen 78, 86 y 93 respectivamente. Guarismos realmente buenos. Por tanto, ¿qué es lo que hace de Pitchfork todo un rey en Social Media? La respuesta es sencilla: el contenido. Un contenido de calidad centrado en el usuario.

“El usuario siempre se sitúa en el centro”, opina @MabelCajal sobre la estrategia a seguir en Social Media. Mira tu por donde, esto es justo lo que hace Pitchfork por eso decimos que #SonBuenosEnSM.

Posted in gpf